Archivo de la categoría: Filosofía

On the Relation of Computing to the World (William J. Rapaport)

Abstract

I survey a common theme that pervades the philosophy of computer science (and philosophy more generally): the relation of computing to the world. Are algorithms merely certain procedures entirely characterizable in an “indigenous”, “internal’, “intrinsic”, “local”, “narrow”, “syntactic” (more generally: “intra-system”) purely Turing-machine language? Or must they interact with the real world, with a purpose that is expressible only in a language with an “external”, “extrinsic”, “global”, “wide”, “inherited” (more generally: “extra-” or “inter-”system) semantics?

Source

Filosofía para todos. Sesión 2. Interpretaciones y formas del marxismo: principales corrientes (Luis Sáez Rueda)

 

Fuente: Filosofía para todos

Verwindung y nihilismo en la ontología hermenéutica y política de Gianni Vattimo (Tesis doctoral de Brais González Arribas)

Ilustración de Gérard DuBois

Ilustración de Gérard DuBois

Excelente tesis doctoral de obligada lectura para quien quiera comprender la “actualidad” y su terrorismo fundamentalista-objetivista planetario.

Puro oxígeno para pobres, excluidos, aplastados, ignorados, silenciados, diferentes, marginados, explotados… o sea, para más de 3.000 millones de personas (y aumentando).

 

JLR

 

El principio de anarquía. Heidegger y la cuestión del actuar (Reiner Schürmann)

portada_principio_schc3bcrmann

Arena Libros

…Inutil añadir que no será cuestión de la “anarquía” comprendida en el sentido de Proudhon, Bakunin y sus discípulos. Lo que buscaban esos maestros era desplazar el origen, sustituir el poder de la autoridad, princeps, el poder racional, principium. Una operación “metafísica” más entre otras. Reemplazo de un punto de vista por otro…

(p. 20)

…Cuando pensamos en los sufrimientos que los hombres se han inflingido y se inflingen en el nombre de los principios epocales, vemos que la filosofía -el pensar- no es una empresa fútil: la fenomenología deconstructora de las épocas “cambia el mundo”, porque revela la decadencia de sus principios.

(pp. 25-26)

Sigue leyendo