Archivo de la etiqueta: Sociología Crítica

EN RECUERDO DE José Vidal-Beneyto. Entrevista con Gérard Imbert (2008)

José Vidal-Beneyto, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, es actualmente Director del Colegio de Altos Estudios “Miguel Servet” de París, Secretario General de la Agencia Europea para la Cultura y del Consejo Mediterráneo de la Cultura de la UNESCO.

Muy especialmente, Vidal-Beneyto es un activista de la Comunicación, por su intensa actividad investigadora en este campo, pero también por su incansable labor de organizador de eventos, aglutinador de gente, movilizador de energías. Así, sus aportaciones, que abarcan casi cuatro décadas, están en el centro del debate contemporáneo: construcción de la realidad en los medios, ideología y mecanismos de imposición del poder, papel de los periódicos de referencia y de la televisión en la formación de la opinión publica, globalización e industrias de la cultura y otros muchos interrogantes que atraviesan las ciencias sociales. Reflejan estas aportaciones además las grandes rupturas –a veces de manera previsora– que se han producido en la segunda mitad del siglo XX en el campo del saber y de la información, para situarse en el cruce entre la Sociología, la Comunicación y las Ciencias del Lenguaje. Enmarcadas en una reflexión epistemológica, sus intervenciones no pierden de vista la perspectiva pragmática ni el sentido del compromiso con la realidad socio-política y con la situación geopolítica mundial. Activo antifranquista, su alineamiento con la lucha por las libertades y por la igualdad dentro de cada país y entre países es permanente. Como lo es su vieja opción europeísta.

A los 80 años, sigue manteniendo una actividad incesante, acaba de coordinar el libro colectivo “Memoria democrática” (Foca, 2007), trabajo de recuperación de la memoria de la Transición, después de publicar “Derechos humanos y diversidad cultural” (Icaria, 2006) y, anteriormente, “La ventana global”, “Hacia una sociedad civil y global”, “Poder global y ciudadanía mundial”, los tres en Taurus, y “Por una Europa política, social y ecológica” en Foca. Su solidaridad con los países del Sur le ha llevado a promover la creación de una Fundación en Valencia, llamada AMELA, siglas de Área Mediterráneo-Latinoamericana, cuyo propósito es contribuir al progreso mundial mediante la interacción de las macroáreas regionales. AMELA tiene programada la publicación de cinco libros durante el año 2008; dos de ellos, coordinados por Vidal-Beneyto, han visto ya la luz: “Progreso sostenible e integración regional en América Latina” y “Modelos de integración y procesos integradores latinoamericanos”. En los próximos meses aparecerán “La Sociedad de la información en América Latina”, “Sostenibilidad e integración energética en el continente latinoamericano” y “Hacia una Corte de Justicia latinoamericana”.

Esta conversación tuvo lugar en su domicilio de París, el 2 de febrero de 2008. Sigue leyendo

DICCIONARIO CRÍTICO de Ciencias Sociales – Reseña de Isidoro Reguera

Microsoft Word - Plaza y Valdes. Diccionario CCSS0 Final

En colaboración con la Universidad Complutense la editorial Plaza y Valdés publica en España y México el Diccionario Crítico de Ciencias Sociales, obra imprescindible para entender las posiciones teórico-prácticas en ciencias humanas, sociales y jurídicas, de especial y prioritario impacto en el espacio académico-investigador y profesional contemporáneos. La obra, en cuatro tomos, que se edita también como libro electrónico, está dirigida por Román Reyes, filósofo y sociólogo, rector del Euro-Mediterranean University Institute en la actualidad. Esta obra es fruto de su hercúlea capacidad de trabajo y organización, y lleva su espíritu sincero, lúcido, libre, poco convencional.

Como se afirma, paradójica pero acertadamente, en la presentación, “ésta pretende ser una edición completa de una obra compleja, por definición inacabada”. Con 432 firmas y 983 entradas, reedita los dos tomos ya publicados (Anthropos, 1988 y 1991), con un número considerable de actualizaciones y con nuevas entradas que desde entonces se han recibido o solicitado, equivalentes a un 50% de la obra. Es de agradecer que, en consecuencia, la editorial anuncie ya un quinto tomo (Anexo I) para enero de 2010. El mero hecho de que una obra, monumental además, se reedite acrecentada y up-to-date, después de veinte años, habla ya del valor que la comunidad intelectual le asigna. Sigue leyendo

LA RENTA NO GANADA. Sociología, Teoría Subjetiva del Valor y Cultura Empresarial en las Sociedades Neoliberales – Fernando Álvarez-Uría (2007)

rentanoganada

RESUMEN: En el último tercio del siglo XIX, un grupo de economistas universitarios inició la denominada revolución marginalista en economía. Cuestionaron la teoría del valor trabajo y elaboraron la teoría subjetiva del valor que ejerció un fuerte influjo en el desarrollo del individualismo metodológico, dominante en la sociología occidental del siglo XX. La teoría de la utilidad marginan acentuó la invisibilidad del trabajador bajo el manto de seda del nuevo capitalismo especualitivo en expansión, pero propició también la llamada globalización neoliberal, reforzada ahora por la nueva cultura de la empresa, en la que se dan cita políticos, empresarios y banqueros ambiciosos.

El objetivo de este artículo es poner de manifiesto las relaciones complejas existentes entre las teorías económicas y las teorías sociológicas, así como objetivar algunos de los efectos de estas relaciones sobre la formación de algunas zonas de sombra de la vida social. Para ello me centraré en el concepto de renta no ganada, un concepto elaborado en el último tercio del siglo XIX por los socialistas de cátedra alemanes, integrados en la Escuela histórica de economía, concepto al que también recurrieron los socialistas fabianos, siguiendo la estela abierta por Henry George en Progreso y miseria para designar a las rentas obtenidas por los terratenientes de los arriendos de sus tierras, así como los representantes del solidarismo en la Francia de la IIIª República. Todos ellos siguieron la lógica de la ciencia social socialista, incluida la teoría marxista de la explotación, pero, a la vez, amortiguaron esta teoría para no cuestionar totalmente la coexistencia de la propiedad privada con la propiedad social, ni impugnar el funcionamiento del mercado. El concepto, hoy en desuso entre sociólogos y economistas, permite objetivar, en el marco de las actuales políticas neoliberales, la formación de una nueva cultura empresarial basada en la connivencia cada vez mayor entre los representantes políticos y los grandes centros internacionales del capital financiero. La asociación diferencial -me sirvo del concepto creado E. Sutherland para explicar el mundo de los delitos de cuello blanco– existente entre políticos, banqueros y especuladores que juegan con ventaja, no sólo refuerza el fuerte empuje del capitalismo especulativo en el marco del neoliberalismo, supone también una vía de deslegitimación de la democracia, pues la reprensentación política se convierte en un importante trampolín para los negocios privados (Sutherland, 1999)

CONTINUAR LEYENDO

-ÁLVAREZ-URÍA EN DIALNET

LA RACIONALIDAD ECONÓMICA y la secularización – Andrés Bilbao (1996)

rationalitat-bilbao

DISCUTE EL TEXTO EN EL COLABORATORIO DIGITAL ABIERTO

Continuamos con la reedición de textos de o sobre la Corriente Crítica dentro de las Ciencias Sociales españolas. Ya hemos tenido ocasión de ofrecer trabajos de Luis Martín Santos y Jesús Ibáñez; esta vez, le toca el turno a Andrés Bilbao (1949-2002). Si quieres saber más sobre Bilbao, puedes leer los homenajes de Carlos Prieto y Agustín Morán. Si prefieres leer textos del propio Andrés, echa un vistazo a Dialnet.

 

I

Uno de los trazos con los que se suele definir la sociedad moderna es la secularización. Su significado genérico alude a la pérdida de relevancia social del pensamiento, la práctica y las instituciones religiosas, basadas en la creencia en una realidad sobrenatural. La noción de desacralización acompaña, algunas veces, a la de secularización, queriendo significar el despliegue de la crítica y la racionalidad, frente a la a-crítica aceptación de realidades exteriores que condicionan la vida de los individuos (1). Dentro de este amplio perímetro, la secularización ha sido uno de los focos de atención en el análisis de las sociedades modernas.

Con referencia a él se han señalado, también, tendencias contrarias. En repetidas ocasiones, se ha hecho referencia al índice creciente de afiliación a las Iglesias, en las sociedades desarrolladas (2). Los fenómenos de la religiosidad contracultural, así como la creciente influencia política de ciertas formas de protestantismo, serían síntomas de la persistencia de lo religioso, que llevan a cuestionar la equivalencia ente modernidad y secularización (3). Incluso esta misma presencia de lo religioso ha sido detectada en el corazón mismo de la racionalidad contemporánea, el grupo profesional de los científicos (4). Con carácter más general, Bellah ha proyectado la religión como un rasgo común a todas las formas sociales.

La presencia de lo religioso en las sociedades modernas ha sido objeto de diferentes aproximaciones. En unas, lo religioso es visto como un residuo que, tarde o temprano, terminará desapareciendo. En otras, lo religioso no es una dimensión residual, sino un acontecimiento que acompaña al propio desarrollo de la modernidad. Sigue leyendo

LA CREACIÓN, juego de distinciones – Jesús Ibáñez

* Extractos de JESÚS IBÁÑEZ, Contra la castración del padre, El País, Extra (5 de mayo de 1988).

infini

DISCUTE EL TEXTO EN EL COLABORATORIO DIGITAL ABIERTO

TEXTO EN FORMATO PDF

Daniel Sibony ha trazado la correspondencia entre el mito hebreo de la creación y las concepciones matemática (teoría de los conjuntos transfinitos) y psicoanalítica (teoría de la castración).

La creación del mundo, según el Génesis, se escande en dos tiempos: un primer tiempo de separaciones y un segundo tiempo de alianzas. Dios, mediante mensajes, crea objetos, y entra en alianza con uno de ellos –transformándolo en sujeto.

En el primer acto, Dios (trascendente, escindido del caos) crea el mundo separando partes del caos (trazando fronteras): el primer día separa la luz de la oscuridad; el segundo separa las aguas de arriba de las de abajo; el tercero separa –abajo- las tierras de las aguas (en la tarde del tercero y durante los días cuarto y quinto, crea los objetos que convienen a cada dominio separado –astros, plantas, animales marinos y terrestres-); el sexto crea los seres humanos “a su imagen y semejanza” –Adame, hijo de Adama o la tierra-; el séptimo día descansó: trazó una frontera (un hueco) entre él y su creación (repitiendo la escisión original).

En el segundo acto, Dios entra en alianza con una de sus criaturas: Abraham. Abraham significa, en hebreo, el que traspasa: el transgresor. El que atraviesa las fronteras creadas por Dios y porta la marca de la travesía. Dios le separa de su contexto natural seguro (“abandona tierra, padre y madre”), para lanzarle a un nomadeo cultural incierto: en pos de una tierra prometida (e inalcanzable: Jesús hará que se pierda en las brumas del cielo); la casa del padre sustituida por el nombre del padre (“engendraré tu nombre”); la madre, por una bendición (“yo te bendeciré”). Hay una transferencia del reino de las cosas al reino de las palabras, del reino de la energía al reino de la información.

Para que el artificio se sostenga, las cosas deben guardar su poder de decir y las palabras deben guardar su poder de hacer. Toda la historia es, en hebreo, un juego de palabras. Un juego de filiaciones y alianzas, de sustituciones y combinaciones, con la raíz bar. Génesis es beredith; crear es bana, que significa separar o elegir; la cosa y la palabra se dicen dabar, filiación es bar y alianza es bérit. Sigue leyendo